La Pederastia en la Antigua Grecia
La Pederastia en la Antigua Grecia
 
Presentado por Victor Avila & Karen Saenz
a Susana Sanabria
1102
Imagen
 
LA PEDERASTIA
1. CONCEPTO

Se manifiesta a partir de la relación sexual entre un adulto y un adolescente entre los 12 y los 18 años. Debe distinguirse de la inclinación enfermiza de los adultos hacia niños todavía sexualmente inmaduros (Pedofilia). La pederastia es una forma especial de homosexualidad; corresponde a la necesidad sentida por el joven que empieza a distanciarse de los padres, de encontrar intimidad y guía y no tiene influencia nociva posterior en su vida sexual. En la antigüedad (como también en otras culturas) la pederastia estaba ampliamente difundida entre hombres casados y heterosexuales como una forma natural de sexualidad, enfatizando en el valor pedagógico de las relaciones entre el maduro y el púber.

2. LA PEDERASTIA EN LA ANTIGUA GRECIA

2.1 Influencia de la pederastia en el joven y adolescente griego.

La relación pederástica necesitaba de un rito, unas formas codificadas conocidas tanto por el amado como por el amante de cuyo cumplimiento o no, marcaba el límite entre el honor o el delito; entre el amor sublime o el abuso. El hecho de la existencia sitúa tal experiencia en una esfera de lo socialmente aceptado
Diversas son las fuentes antiguas que hablan de estos rituales, en ellas se nos relata que la primera de las reglas es la del cortejo: el amante tiene que seducir al amado, tiene que conquistarlo, cortejarlo por medio de regalos (en un principio simbólicos como liebres o copas, más tarde cuando la situación degenere se llegará casi a la prostitución), palabras, proposiciones, atenciones... para así demostrarle que es honrado y tiene buenas intenciones; cortejo que en definitiva encierra casi idénticas características de lo que en la Edad Media será el amor cortés. De la misma manera el amado se hará de rogar (mostrar impaciencia puede ser vulgar), pero al final ceder (si no, sería un juego absurdo).
En ocasiones se ha especulado con la posibilidad de que tanto el cortejo como la pederastia en general sólo se circunscribían a una minoría, una élite culta (la que leía a Platón); sin embargo la obra de Esquines Contra Timarco, habla de unas relaciones generalizadas en toda la sociedad libre y de las que es un honor mantenerlas.
Como todo rito se necesita un sitio para poder desarrollarlo, era el gimnasio, lugar de reunión en donde jóvenes desnudos haciendo diversos ejercicios gimnásticos eran mirados, posiblemente con complacencia, por los paidopipes (Traduciéndolo textualmente mirón de chicos) quienes podían más tarde acercarse a los muchachos y comenzar el cortejo. Si bien esto puede parecer una elección demasiado “física”, o cuando menos poco espiritual, lo cierto es que nunca se perdía la función docente de la relación.
Otra de las reglas es la referida a la edad del erasta y del erómeno, saltarse esta regla y mantener relaciones con niños era delito, de la misma forma que mantenerla con hombres podría, según los casos, las ciudades, y la época, ser socialmente reprobada. El problema es poder llegar a determinar exactamente cual es la edad adecuada para que se pudiese dar esta relación pederástica. Problema entre otras cosas puesto que tal vez ni los mismos griegos tuviesen una edad concreta en la cual poder hablar de niños, muchachos u hombres. No obstante, se especula que para los erimenos haya sido entre los 15 y 18. Aunque esta tesis es rebatida en muchas ocasiones, postulando como la edad del comienzo los doce años, situando la edad de su final hasta la aparición de los caracteres sexuales secundarios como la aparición de vello en cara y cuerpo, el cambio de voz, con lo que esa edad sería diferente según los casos pero rondando los 17 años. Por lo que respecta a la edad del erasta, el comienzo se situaba a los 25 años (De hecho entre los 18 y los 25 se tenía la entrada prohibida al gimnasio), hacerlo antes no era bien visto ya que no se había alcanzado aún la edad adulta. La edad de su fin estaría en el momento en el que se contrae matrimonio, alrededor de los 30, no obstante existen muchos ejemplos (Sófocles o Eurípides) de quienes continuaron con esta práctica durante toda su vida, siendo por tanto la edad límite algo personal que dependía del gusto de cada individuo.
Una cuestión más es la que se refiere a los límites físicos de esta relación, amparándose en lo peyorativo que era para los griegos el papel pasivo del hombre adulto en una relación homosexual, se piensa que el coito anal era la barrera en este tipo de relación a la que raramente se llegaba, pero este planteamiento es más un tratar de “disimular” la realidad y la “normalidad” de este comportamiento:
En primer lugar por razones filológicas: Erastes y erómeno nacen etimológicamente del verbo eran (deseo sexual); epithumein y charizesthai, dos verbos unidos en los textos al erómeno significan deseo sexual y satisfacer el deseo sexual respectivamente. En segundo lugar, Platón en el Banquete, así lo confirma. En tercer lugar por el Arte: las vasijas decoradas con escenas en donde un adulto “sodomiza” a un muchacho. Según algunos esto no sería suficiente por la escasez comparativa de este tipo de escenas en las que bien pueden ser una excepción (lo más corriente son caricias) o representaciones de escenas sexuales con mujeres (coito) también son escasas o nulas para referirse a la propia mujer (prostitutas) y no por ello se puede pensar que los griegos no practicaban el coito con sus propias mujeres. La función de estas cerámicas bien pudiera haber sido parte de los regalos simbólicos del erasta al erómeno, por lo que este tipo de comportamientos hubiese sido normal, al que se podía aludir en público sin levantar susceptibilidades. Se puede interpretar el hecho de que al lado de determinadas escenas se dibuje unas aceiteras como símbolo iconográfico de una futura penetración. En cuarto lugar por las pinturas aparecidas en el templo de Apolo Karneios en Thera, serían obscenidades de las cuales no se podría concluir nada. No obstante el hecho de estar realizadas en un templo, aludir a divinidades relacionadas con los chicos y citar sus nombres, nos hablan más de ciertos rituales. En estas mismas pintadas aparece el verbo oipein que se traduce como “encular”

2.2 Legalidad de la Pederastia.

Las leyes iban y eran conocidas por las clases medias, por tanto se ha de deducir necesariamente que la pederastia era conocida, aceptada y reglamentada por y para una mayoría de ciudadanos de la Hélade (Nombre de las provincias centrales de la antigua Grecia) desde el momento en el que sus leyes legislan sobre la cuestión.
Existen dos documentos fundamentales que hablan de las limitaciones en el ejercicio pederástico ya que se prohibía a una serie de personajes poder convertirse en erastas. Ellos eran los esclavos, los apeleutheroi (esclavos liberados o libertos y sus hijos), los apalaistroi (débiles o enfermos), los hetrireukotes (prostitutos), los borrachos y los locos. Se ha pensado en la posibilidad de que estas leyes hubiesen sido destinadas a eliminar y reducir la pederastía, pero en realidad fueron para fijar la pederastia y así procurar su pureza: locos, borrachos, esclavos, entre otros, no eran dignos de poder convertirse en amantes institucionales porque es de suponer que éstos no podían ser maestros que tuviesen algo que enseñar a la juventud. De la misma manera se impidió el paso a los gimnasios y a las aulas a los neaniskoi, muchachos de una edad incierta pero a los que podemos situar entre los 17 y 25 años, una edad entre la juventud y la madurez.
Si la ley podía fijar los dieciocho (más los dos años de servicio militar) como edad adulta, la conciencia social sabía que, en la realidad de la vida, el paso del papel sexual pasivo al activo no sucedía de un día para otro, ni de un año para otro. Era un proceso que inevitablemente duraba un cierto número de años. Éstos jóvenes que ya no eran o dejaban de ser púberes (por la aparición de caracteres sexuales secundarios), todavía no estaban en condiciones de poder ser amantes dada su inexperiencia, su inmadurez intelectual, su escaso relieve dentro de la sociedad... en definitiva que no por ser adulto se podía llegar a ser buen maestro.
Era cosa no solamente reprobada sino penalmente castigada las relaciones con los niños, el problema es que ninguna ley hace explícita mención a la edad en que se consideraban niños.
imagen
 
2.3 La influencia de los jóvenes en el arte y la filosofía.

La juventud fue muy importante en el desarrollo y la consolidación de la cultura griega, ya que era considerada como una parte de la sociedad en la cual rezagaba y se encontraba innata la esperanza de cambio y restauración de las civilizaciones y de el ser humano. En la cultura las manifestaciones mas relevantes de la juventud se vieron ubicadas en la Filosofía y en el Arte así:

Arte:

Los jóvenes de Grecia pensaban y consideraban que su país poseía una historia y una tradición artística incuestionable, pero en términos de arte contemporáneo ha atravesado largos períodos de oscuridad. Sólo a finales del siglo pasado volvía a ver la luz con un grupo de impetuosos artistas jóvenes y unas instituciones ágiles y de mayor eficacia que pretenden situar a Grecia en un plano de relevancia dentro del concierto artístico internacional. La Olimpiada Cultural ha sido un arma clave para este nuevo impulso del arte griego del que tan sólo se conocía prácticamente al mítico Jannis Kounellis.

Se trata, pues, de un arte en vías de desarrollo. Con motivo de ARCO 2004, El Cultural buscó la opinión de algunas autoridades en la materia. Katerina Gregos, co-comisaria, junto a Sania Papa, de la participación griega en la feria y comisaria, además, de algunas iniciativas en instituciones madrileñas, confesaba su satisfacción al ver a sus jóvenes compatriotas traspasar sus fronteras e integrarse en circuitos internacionales. Y eso sin llegar al extremo de artistas como Vassilea Stylianidou, que vive en Berlín desde 1993, o María Antelman, establecida en Nueva York desde hace años.“Es necesario subrayar que muchos de estos avances parten de iniciativas privadas”, decía la comisaria. Se refería a lugares como la Fundación Deste o la Fundación John. F. Costopoulos, dos de los centros más importantes y entes dinamizadores del arte contemporáneo. En la Fundación Deste, de la que Sania Papa fue directora hace unos años, encontramos la figura de Dakis Joannou, importante mecenas de las artes, con influencia en el Guggenheim y en el New Museum, neoyorquinos y gran coleccionista.

Sin embargo, son las galerías y los museos de arte contemporáneo los que han surgido en gran número y los que realmente centran la atención del mundillo artístico. El Museo Nacional de Arte Contemporáneo en Atenas, el Museo de Arte Contemporáneo del Estado de Tesalónica o el Centro de Arte Contemporáneo también de Tesalónica son instituciones activas con programaciones acordes con el panorama actual.

Lo que sí es cierto es que, tal y como hemos visto en ARCO, las prácticas artísticas de los jóvenes valores griegos no difieren de las realizadas por otros artistas de cualquier zona de Europa y del mundo. Una de las características fundamentales de esta nueva ola es la voluntad común de desembarazarse del pesado lastre de lo específicamente griego y la consecuente asunción de las tendencias internacionales. Nada como un paseo por las galerías de Atenas y Tesalónica para comprobar cómo los artistas griegos realizan piezas de corte muy parecido a sus compañeros de galería extranjeros y ya consagrados. En la galería Bernier-Eliades conviven griegos como George Lappas y Katerina Zacharopoulou con artistas como James Casebere o Richard Long. Lo mismo ocurre en Els Hannape, Rebbeca Camhi o AD Gallery, galerías que concentran gran parte de la actividad de los espacios comerciales.

Filosofía:

Los mas grandes pensadores y filósofos de la cultura griega manejaron la juventud de diferentes maneras, en el caso de los presocráticos, cada escuela conformada por sus ideologías y sus lideres solo los veían como alumnos los cuales deberían estar en contacto con la educación y la instrucción pedagógica para que así despertaran sus mas suaves pasiones y aptitudes para gobernar o entregarse a los ejércitos.

En el caso de los tres filósofos de la naturaleza (Sócrates, platón y Aristóteles) fueron los que marcaron la importancia de los jóvenes en la sociedad pues hicieron que estos se despertaran de los regímenes y de las ideologías planteadas por la mitología y por antiguos pensadores.
Sócrates organizó un grupo de jóvenes a los cuales concientizo y empapo de sus ideologías, por lo cual el estado decidió obligarlo a beber la cicuta para matarlo, ya que para el estado esto significaba que gran parte de la población se opondría a sus mandatos y se levantarían ante el muchos grupos revolucionarios, los cuales influirían en la sociedad para atentar en contra de la polis y destruirla, acabando así el poderío de los imperios que surgirían y dominarían al mundo. Así Sócrates fue asesinado por organizar un grupo de jóvenes en contra del estado de la polis.

2.4 La homosexualidad en Grecia

Las relaciones entre personas adultas del mismo sexo (sin incluir la pederastia), podrían ser relaciones homosexuales no institucionalizadas, en este caso había que diferenciar al adulto que continúa “tomando” púberes para instruirlos, a los que no había ninguna crítica ni social ni jurídica, a los que en una relación entre dos adultos mantenían un papel activo, a los que se sigue sin condenar y finalmente a aquellos que en sus relaciones mantuvieron la pasividad hasta el final, éstos últimos sufrían el escarnio y eran blanco de las risas populares.
La prostitución masculina, era regulada, entre otras cosas por el ferviente deseo de que a la larga la pederastia no fuese confundida. De cualquier manera y mientras que esta prostitución no fuese violentando a niños estaba permitida aunque no bien vista socialmente (críticas que se restringían al que vendía su cuerpo y no al cliente). La prostitución masculina hace necesaria la reflexión de hasta qué punto los regalos que se le hacían al muchacho (en la pederastia) podían ser considerados o no como una forma de pago por sus “servicios”.


imagen
Escribenos
Somos Victor y Karen
Nos interesa tu opinión, por eso puedes escribirnos a victoryvivi@hotmail.com (Victor) o a estefy578@hotmail.com (Karen).
Te agradecemos!